Slow Fashion Spain es la Plataforma de Moda Sostenible en España, y su objetivo es difundir el concepto de moda sostenible y dar visibilidad a empresas, organizaciones e iniciativas que intentan generar un valor positivo a la sociedad y al medio ambiente.

La Plataforma dedicó el pasado 1 de abril un post en su Blog al concepto de algodón orgánico, introduciéndolo como alternativa ideal al algodón convencional, y a nuestra firma Organic Cotton Colours.

“Un magnífico ejemplo que genera un impacto social real sobre estas pequeñas comunidades es el proyecto de cultivo de algodón orgánico que la empresa Organic Cotton Colours  (FOX FIBRE colorganic) desarrolla en Brasil junto a los más de 450 agricultores y sus familias con los que trabajan conjuntamente, sin intermediarios ni explotación. El proyecto se concibe como una gran familia que aspira ir creciendo año tras año, en el que los agricultores son los propietarios de la tierra que trabajan, y a los que la empresa asegura estabilidad económica al garantizarles la compra de todo el algodón que producen a un precio justo. De este modo, la empresa controla todo el proceso de producción, desde la semilla hasta la distribución final, pudiendo garantizar el origen, calidad y sostenibilidad de un algodón 100% orgánico avalado por la exigente certificación GOTS.”

Además de esta mención a nuestro algodón, en el post se habla de varios estudios comparativos que se han realizado en los últimos años. El más reciente, publicado por Textile Exchange, aportaba datos cuantitativos de los beneficios del algodón orgánico frente al convencional.

“Los resultados fueron concluyentes en favor del algodón orgánico, con una menor contribución al calentamiento global (46%), erosión del suelo (26%), consumo de agua (91%) y demanda de energía (62%). A la vista de estos resultados, queda claro que comprometernos con el uso de algodón orgánico también significa asumir el compromiso de mejorar el agua, la tierra y la atmósfera de los que depende nuestra existencia.”

Otro estudio publicado por la Universidad de Cambridge en 2006, se analizaba la toxicidad a lo largo del ciclo de vida de una camiseta de algodón cultivado de manera convencional.

“El cultivo de algodón orgánico supone una reducción del 93% de componentes tóxicos puesto que en la fase de cultivo del algodón la toxicidad se reduce al 0% ya que no se utiliza componente químico o sintético alguno”.

Por último, la firma Anvil elaboró un estudio donde comparaba las emisiones de CO2 generadas durante el ciclo de vida de sus 4 tipos de algodón.

“El estudio concluyó que la camiseta que generaba menos emisiones de efecto invernadero a lo largo de su ciclo de vida era la de algodón ecológico (3,09 kilos), seguida de la fabricada de la mezcla de algodón convencional y botellas PET recicladas (3,29 kilos). En tercera posición se encontraba la camiseta de algodón convencional (3,87 kilos) y, en último lugar, la de algodón reciclado.”

Desde Organic Cotton Colours estamos trabajando para realizar este mismo tipo de estudios para nuestro proceso de producción. Estos nos permitirán conocer con total exactitud nuestra huella de CO2, nuestro consumo de agua y, en definitva, el impacto real de nuestra producción.

Podéis leer el artículo completo de Slow Fashion Spain aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.