Hoy seguiremos hablando de todos aquellos tóxicos que NO encontraréis en nuestro algodón orgánico OCCGuarantee.

Empezamos con los ftalatos, que se utilizan principalmente como suavizantes en plásticos, especialmente para PVC. Existe una gran preocupación sobre la toxicidad que los ftalatos representan para la vida silvestre y para los seres humanos y, en particular, sobre los trastornos hormonales que causan, y que pueden afectar al desarrollo de los órganos y el proceso de reproducción de los mamíferos.

Aunque la amplia prohibición en la UE del uso de ftalatos en “Juguetes y artículos para el cuidado de los niños” se ha extendido hasta EUA y China, la definición en esta regulación no incluye artículos de vestir, hecho que deja a nuestros cuerpos expuestos a sustancias químicas catalogadas como “muy preocupantes” en el reglamento REACH.

Por otro lado, los colorantes azoicos son los que representan un volumen más elevado dentro del mercado textil. Son sintetizados a partir de unas sustancias denominadas arilaminas, algunas de las cuales son cancerígenas.

Cuando vestimos prendas textiles tintadas con colorantes azo y estos entran en contacto con el cuerpo humano, pueden disociarse por la acción de nuestros encimas, y volver a producir sus correspondientes aminas, con un alto potencial cancerígeno.

Desde Organic Cotton Colours queremos tratar y dar a conocer estos temas sin ningún tipo de pretensión científica. Toda la información utilizada para realizar este post proviene de los informes “Puntadas tóxicas” y “Pequeños monstruos en tu ropa” de GreenPeace. Fotografía de © Qiu Bo / Greenpeace