Se trata de un producto textil completamente puro y biodegradable,
siguiendo la filosofía “cradle to cradle”:
nace de la Tierra y vuelve a ella. Deja cualquiera de nuestras prendas sobre tierra
y terminará por descomponerse totalmente y volver a formar parte del planeta.